La conciliación no es sólo para las familias

La conciliación no es sólo para las familias

Creo que el concepto de conciliación está mal entendido. La conciliación no es sólo para las familias y, sin embargo, parece que aún es un término reservado para las madres y los padres.

Evolución del mercado laboral

En un mundo cada vez más conectado, la forma de trabajar se está transformando. Incluso iría un paso más allá diciendo que la forma de entender el trabajo se está transformando.

La tecnología está abriendo puertas que no existían hace unos pocos años. Los móviles y el acceso a internet hacen que siempre llevemos el trabajo en el bolsillo.

Y por esto mismo, la línea que separa el trabajo de la vida personal es cada vez más fina y difusa. Lo que antes solamente era nuestra casa, ahora también puede ser nuestra oficina gracias al teletrabajo.

Esta transformación está haciendo que las personas integren el trabajo con su vida personal en vez de separarlo estrictamente como solía ocurrir.

Al igual que las personas se están adaptando a esta realidad, también lo tienen que hacer las empresas para integrar las vidas personales de sus empleados en su operativa diaria.

Conciliación familiar

Es obvio, las familias tienen unas responsabilidades que los solteros o parejas sin hijos no tienen. Nadie puede rebatir esto.

Debemos dar flexibilidad a las familias para que puedan atender esas obligaciones correctamente. Incluso más allá de la flexibilidad, debemos facilitar proactivamente el cumplimiento de esas obligaciones.

Sin duda, proporcionar facilidades para conciliar la vida familiar con el trabajo es uno de los elementos más valorados por los empleados con hijos y es una gran forma de fidelizar ese talento en las empresas.

Cuando el teletrabajo no existía (o no estaba tan extendido), era normal hablar de conciliación familiar porque era una “ayuda” que facilitaba la empresa a las familias. A día de hoy esto carece de sentido por la evolución del mercado laboral que comentaba antes.

Foto de Simon Migaj

La conciliación es sólo para las familias: conciliación personal

¿Y por qué digo que carece de sentido hablar de conciliación familiar?

Creo que debemos ampliar el alcance de la conciliación a todas las personas. Todas. Me gusta más hablar de conciliación personal.

Conciliar significa “hacer compatibles dos o más cosas”, y aquí hablamos de compatibilizar nuestra vida personal (ya sea familiar o no) con la vida profesional. Las personas sin hijos también tienen obligaciones y asuntos personales que atender.

¿Quedarse en casa para cuidar de un hijo enfermo no sería comparable a quedarse en casa para cuidar de tu pareja enferma? Ambas cosas son conciliación, y ahora con el teletrabajo en muchos casos ni siquiera afectaría la productividad.

A día de hoy (y a efectos de conciliación) no sería justo diferenciar a las personas por el hecho de tener hijos o no porque todas tienen una vida personal que conciliar con su trabajo. ¿La conciliación no es sólo para las familias no te parece?

Back to Top